Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Mi nuevo amigo

Mi nombre es Anónimo, ¿qué más da cómo me llame? Me ha pedido un amigo que cuente una de mis experiencias durante este confinamiento. Los días pasaban, la rutina y la ansiedad en mi cuerpo comenzaba a invadirme, no tenía un objetivo diario ya que no tenía trabajo. Algunos amigos se quejaban porque el teletrabajo no les dejaba desconectar, pero yo les envidiaba ya que necesitaba ocupar mi mente y mi tiempo con algo que valiera la pena.

Uno mira, con cierta distancia, cómo la enfermedad avanza sin compasión, devastando familias y haciendo vivir situaciones que muchos de nosotros no pensábamos que íbamos a vivir nunca.

Me levanto cada día pensando qué pasará hoy y de repente recibes la fatídica noticia de que el padre de un amigo ha fallecido por la COVID-19. La angustia dura todo el día, pero te hace pensar en lo realmente importante, la vida es así y ésta hay que disfrutarla.

Una de mis rutinas diaria es navegar por las redes y un día me encontré un video que me llamó la atención y pensé ¿por qué no aprendo a tocar el instrumento que toca el chico del vídeo?

Empieza la lucha en casa, batalla civil entre mi yo más creativo y mi yo más pragmático ¿Debería ocupar mi tiempo en aprender a tocar un instrumento o emplearlo en algún curso más relacionado con mi trabajo?

¿Sabéis quien ganó? El madrileño cabezón que siempre se sale con la suya y así comencé la búsqueda del UKELELE perfecto.

Café en mano y una nueva energía renovada, empieza su búsqueda. Primero informarse de qué es un ukelele, tipos de ukelele hay, materiales con los que se puede hacer un ukelele, accesorios para el ukelele…Todo un mundo desconocido para mí, no sabía por dónde empezar, estaba perdido hasta que afortunadamente me encontré con DEUKELELE.NET y su tienda online. Ellos fueron los que me dieron respuesta a todas mis preguntas y resolvieron todas mis dudas. Información clara y concisa. Estaba encantado, ya sabía qué buscar exactamente y ahí estaba. Entre tantos, era él, su color y su forma me sedujeron. Lo quería para mí y además se ajustaba a las recomendaciones de un ukelele para principiantes. No sabía si comprarlo en ese mismo momento o lo consultaba con la almohada.

Al día siguiente, lo primero que hice fue visitar de nuevo la página de DEUKELELE.NET, quería comprobar que el elegido, el que sería mi amigo inseparable, seguía allí. Estaba ilusionado y pulse en él para comprarlo. Lo pagué y mi nuevo amigo estaría conmigo en menos de 24 horas. Fue una sensación interior que llevaba tiempo sin sentir, como liberar un peso que sólo crecía durante el confinamiento.

DEUKELELE.NET me recomendó comprar distintos accesorios así que compré un afinador para ukelele y un libro para aprender a tocar el ukelele. Me acosté con esa agradable sensación de “objetivo cumplido” y deseando que llegara el día siguiente para recibir a mi amigo.

Poco después de levantarme, llamaron al video-portero y allí estaba una chica alta diciéndome: “Sr Anónimo, tengo un paquete para ti”. Recogí el paquete y empezó el protocolo de seguridad de mi casa para desinfectar la caja. Esto lo hacemos con un generador de ozono doméstico, 20 minutos y listo, ya podía abrir la caja sin riesgo de contagio por si el dichoso Coronavirus estuviera adherido a la superficie de la caja. Y allí estaba mi nuevo amigo, rojo, con una sonrisa fantástica. Alguno pensará si me volví loco, ¿un ukelele que sonríe? Sí, amigos, sí, cuando lo veáis, me creeréis.

www.deukelele.net

Ahora tenía que aprender a tocar el ukelele así que abrí el libro “aprender a tocar el ukelele” y me puse manos a la obra. Nuevo objetivo: saber tocar el ukelele antes de que termine el confinamiento.

Y esta es mi historia amigos. Así fue como nos conocimos mi ukulele y yo. Desde que estamos juntos, aprendiendo y disfrutando, los días no solo no son aburridos sino especiales. Cada día nos sentamos en el salón, a veces seguimos las indicaciones del libro y otras veces, videos tutoriales. Está siendo la compañía ideal para reducir esa ansiedad y para que el confinamiento se vuelva más llevadero.

Ahora, a pesar de los tiempos de incertidumbre que vivimos, debemos seguir hacia adelante, motivarnos con aquello que nos haga felices, pensar que en un futuro próximo podremos volver a la normalidad y también encontrar trabajo. Mientras, tengo mi objetivo claro, aprender a tocar el ukelele.

Anónimo

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: